LOGICOMIX – vv.aa.

51BcN5kdI8L._AC_SY400_¿Una novela gráfica sobre matemáticas o filosofía? ¿Por qué no? Logicomix nos acerca a la historia personal de los matemáticos y filósofos que, a comienzos del siglo XX, sacudieron los cimientos de la lógica y comenzaron a poner otros nuevos. Bertrand Russel, Georg Cantor y Ludwig Wittgenstein, entre otros, desfilan entre sus páginas. La historia es, además, metaliteraria, tal y como la gran Maus.

Comenzar a leer esta historia me ha resultado sencillo y entretenido. Una vez metido en harina, más o menos mediado el libro, me asaltaron las dudas: ¿adónde quieren llegar los autores? ¿Pesa más la realidad o la ficción? ¿Hasta qué punto la historiografía de la lógica tiene importancia y hasta dónde es solamente una excusa para contar una historia? Para más inri, los líos lógicos comenzaron a enrevesarse y, entonces, traté de disfrutar la lectura sin comerme más el coco. Quizá justamemte por eso me ha gustado. Me ha entretenido, me ha enseñado alguna cosa nueva y me ha despertado la curiosidad, aunque creo que la historia no está bien resuelta del todo y que la metaliteratura tiene un peso por encima de lo que debería, llegando a ser un recurso socorrido para cuando la historia en sí no es capaz de explicarse a sí misma, por sí misma.

escrito en inglés | leído en inglés 

 

Anuncios

PORTNOY’S COMPLAINT – philip roth

Philip Roth es una apuesta segura. Nos brinda libros complejos y fáciles de leer, aunque tiene un estilo que, por alguna razón, me va cansando según se acumulan las páginas por mucho que logre engancharme al principio. La excepción es “The Plot against America“, que me pareció absolutamente genial de principio a fin.

“Portnoy’s Complaint” fue su primer éxito y es muy gracioso. Además, creo que está envejeciendo bastante bien. Socarrón, irónico, morboso, busca la risa con situaciones cómicas escabrosas y apela sin tabúes a escenas vergonzantes con las que el público masculino puede sentirse identificado, sin olvidar el bagaje judío de posguerra que impregna (y a veces exudan) los libros de Roth.

Reconozco que me he perdido en el final. No lo he entendido bien, no sé por qué la historia termina así y no de otro modo. No sé si es un libro “terminado”, le falta algo para quedar bien resuelto o el hecho de haberlo leído con casi 38 grados de fiebre me ha embotado el entendimiento. En cualquier caso, se trata de un libro ligero, recomendable para huir de la rutina y reír un poco.

escrito en inglés | leído en inglés 

 

DER JUNGE IM GESTREIFTEN PYJAMA – john boyne

Hace años vi la película y ahora, merced al préstamo de un amigo, he leído el libro en su traducción alemana. La historia transcurre junto al campo de concentración de Auschwitz, adonde la familia de uno de los oficiales del campo se traslada desde Berlín debido al trabajo de éste. La narración transcurre desde los ojos de un niño que, en su inocencia, traba amistad con uno de los niños judíos del campo de concentración. Las condiciones de vida del campo se narran de una manera bastante obvia y, sin embargo, nunca explícita; nada se dice sino que se intuye desde la perspectiva de la niñez y, precisamente, de esto se sirve el autor para hacernos sentir que, al fin y al cabo y más allá de cualquier ideología, todos somos personas y las diferencias entre nosotros son mínimas.

El libro, al igual que la película, me ha parecido entretenido. Debido a que el lenguaje no es complicado en absoluto y los diálogos son acordes con la edad de los personajes, ha sido una de las novelas cuya lectura en alemán me ha resultado más ligera, por lo que lo recomiendo a cualquiera que esté estudiando este idioma.

escrito en inglés | leído en alemán

MEDIEVAL ARCHITECTURE – nicola coldstream

Leer este libro ha sido una delicia. Porque su edición está muy cuidada, porque abundan fotografías de buena calidad y, por supuesto, porque la autora ha hecho un trabajo increíble para explicarnos lo que hoy llamamos vulgarmente Gótico como nunca nos lo habían explicado antes.

Y es que el Gótico, las historias convencionales lo han explicado de muchas maneras: desde el punto de vista estructural, desde el simbólico y ornamental, el místico, el espacial y lumínico; desde el apogeo de ciertos territorios y órdenes religiosas; desde las distintas áreas geográficas. Sin embargo, el mayor valor que encuentro en este libro es que el desarrollo de la arquitectura gótica está ligado a la aparición, desarrollo y desapareción de la figura del maestro cantero, al oficio de éste, sus funciones, forma empresarial -por decirlo de alguna manera- y procesos normales del oficio, y muy especialmente su relación con los clientes y la influencia de los requerimientos de éstos en la obra; lo cual, a mi modo de ver, es una manera muy británica de ver las cosas.

Aunque es un libro denso, no se me ha hecho nunca pesado. Quizá haya sido en parte porque la historia de la arquitectura no me es desconocida, y en parte porque he visitado muchos -¡creo que la mayoría!- de los sitios que se mencionan en el libro. Me he sorprendido aprendiendo cosas sobre detalles de edificios que, en su momento, me llamaron la atención y nadie me supo explicar. Es más, iba leyendo este libro en un tren camino de Brujas sin saber que, varias páginas más adelante y ya de vuelta a casa, leería en él acerca de la iglesia de Jerusalén, que visité durante mi viaje y cuyo extraño remate del torreón no supe entender. Por eso alabo el trabajo de la autora, Nicola Coldstream, a la vez que entiendo que quizá no sea un libro adecuado para cualquier interesado en arquitectura medieval. Por mi parte, creo que volveré a echar mano de la colección “Oxford History of Art“, de la que este volumen forma parte.

escrito en inglés | leído en inglés

CITIES OF THE PLAIN – cormac mccarthy

Último volumen de “The Border Trilogy“, “Cities of the Plain” completa la serie comenzada por “All the Pretty Horses” y “The Crossing“. Si los anteriores me costó tragarlos, éste me ha resultado bastante infumable. “All the Pretty Horses” tenía la novedad del argumento, de los paisajes lunares que podían imaginarse casi con nostalgia, de una narrativa poderosa y moderna; “The Crossing“, a ratos, intercalaba intensos diálogos con gran uso del Spanglish y escenas de acción y suspense. Este tercer volumen, a mi parecer, intenta ser más lírico y, sin embargo,  se aleja un poco del estilo de los anteriores y cae en una yuxtaposición de escenas sin demasiado sentido y donde el argumento principal, el amor de una mujer, me ha parecido relativamente simplón. Al final, más de lo mismo: violencia gratuita, medio oeste estadounidense, fascinación por lo mejicano, mentalidades excesivamente tradicionales, diálogos donde el dialecto local está maravillosamente representado (es, a mi parecer, lo mejor de la trilogía), y un vago sentido simbólico personificado en los caballos que, en el caso de este tercer volumen, es casi inexistente. Creo que el primer libro de la trilogía es el mejor y, además, puede leerse individualmente.

escrito en inglés | leído en inglés

HOW TO READ LONDON – chris rogers

Sí, la primera vez que visité Londres me pareció una ciudad fea. No, mi opinión no ha cambiado demasiado.

Londres es una ciudad increíblemente compleja, cuyo planeamiento urbanístico es anecdótico históricamente y donde, insertados en una trama de base georgiana -extensa, monótona, residencial- han aparecido como setas una serie de centros urbanos modernos. En plata: es un caos. Su arquitectura también lo es, y eso la vuelve interesante.

Es una de esas ciudades en las que, a pesar de no ser especialmente hermosas -con excepciones, pues algunas zonas son muy bonitas y otras ciertamente pintorescas-, es rica en monumentos de toda clase. Es también una ciudad inabarcable… Pero vayamos a lo que nos ocupa: “How to read London. A crash in London architecture“. No me he equivocado con tanta minúscula, así viene escrito.

El libro forma parte de una serie en la que también aparecen París y Nueva York. Su diseño es sencillo y eficaz. Siguiendo un orden cronológico, cada capítulo acomete una época vagamente definida por su unidad estilística, incluyendo una brevísima introducción y el análisis somero de edificios destacables, cada uno de los cuales ocupa una primera página que muestra una fotografía y resalta su importancia, y una segunda en la que se explican mediante dibujos y párrafos muy cortos los detalles más reseñables de su arquitectura. Un mapa indica al final de cada capítulo la localización de cada edificio. Eso es todo. Muy simple, diría que infantilmente simple, ¡y funciona!

El libro es capaz de proporcionar una buena introducción a la arquitectura londinense y, lo que es más, se centra en detalles arquitectónicos más que en los históricos o los artísticos, al contrario que otros libros de este tipo. Por supuesto, no aporta una inmersión profunda en la arquitectura de la ciudad y creo que no resulta suficiente para entender por qué cada edificio surgió en su época y en su sitio particular. Para una comprensión mejor y una visita guiada más completa hay que acudir a libros como la completa “Guide to the Architecture of London“, de Edward Jones y Christopher Woodward, que quizá algún día comente en este blog, aunque terminar un libro como éste es una tarea titánica.

Quizá el gran valor de este libro sea su sencillez, pues es capaz de alcanzar muchos públicos diferentes y de enseñar arquitectura con un diseño bastante atractivo y muy pocas explicaciones, tanto escritas como gráficas.

escrito en inglés | leído en inglés

STONER – john williams

Corría el año 2014 y yo me encontraba en Londres. “Stoner”, una novela publicada en la década de 1960, había sido reeditada cincuenta años después y se había convertido en un fenómeno de ventas y de crítica. Nadie se explicaba su éxito repentino ni su olvido absoluto dentro del canon literario del siglo XX. Decidí comprarla.

El verano de 2014 fue difícil. Lo pasé recorriendo lugares históricos de Inglaterra, casi siempre sin compañía, en mi cabeza le daba vueltas y vueltas a ciertas cosas y me sentía solo. No me apetecía leer una novela cuyo primer párrafo, magnífico pero desazonador, evocaba imágenes de resignación y futilidad. Coloqué el libro en la estantería y me olvidé de él hasta que, con curiosidad y un cierto rechazo, decidí abrirlo hace unos días.

Y me encantó. La prosa, sin asomo de ostentación, como queriendo reflejar la poca ambición de su protagonista, fluye entre las páginas de una novela que ha necesitado muy poco para atraparme. Creo que es una de las historias más sencillas que he leído en inglés, a veces incluso he dudado de su calidad literaria y, sin embargo, ¿cómo dudar? “Stoner” enfrenta los problemas de la vida misma. Y aunque quizá, para mi gusto, se centra demasiado en lo negativo, cuando en realidad no tiene por qué ser así, positividad y negatividad están presentes en las situaciones más mundanas y, por eso mismo, la novela me parece muy humilde y humana. Los grandes temas de la vida, los que nos importan, están aquí: el final de la niñez, el estudio, el descubrimiento de la pasión por lo que uno hace o produce, el tedio del trabajo, la satisfacción con el trabajo bien hecho, la amistad, el amor, el matrimonio, las rencillas personales, la carrera profesional, el buen y el mal decir de la gente sobre uno, la paternidad, la soledad, la frustración, la resignación, el sentido de la vida y su falta de sentido, el conocerse poco a poco a uno mismo y sorprenderse con las cosas que uno jamás hubiera pensado ser capaz de hacer, buenas o malas. No hay temas grandilocuentes. Ningún cambio brusco de guión, ningún golpe de mano puramente novelesco.

Tampoco, casi, grandes disertaciones existenciales o moralistas. Y cuando, de repente, aparecen, tocan el alma: “In his forty-third year William Stoner learned what others, much younger, had learned before him: that a person one loves at first is not the person one loves at last, and that love is not an end but a process through which one person attempts to know another“.

escrito en inglés | leído en inglés