AHORA ES LA NOCHE – carlos alcorta

gdDividido en cuatro partes de títulos sugerentes, veintinueve poemas semejantes en forma y estilo narran las contradicciones de un hombre. Escribo narran porque su estilo, alejado de rimas, rico en encabalgamientos y términos tomados del argot científico, se asemeja a la prosa; escribo un hombre porque un buen número de poemas se ocupan del yo particular del autor, bien que otros se abran, al final, a un hombre más abstracto y universal.

Es la primera vez que leo algo de Alcorta y lo he hecho siguiendo una recomendación. El tono intimista de los poemas me ha gustado. Algunos me han parecido demasiado oscuros, a mí, que huyo de lo oscuro y busco la luz; otros, sin embargo, contienen mensajes más amables. Quizá la palabra que mejor describa el poemario es la contradicción, aceptada como propia y descrita como medio para entenderla. Como crítica, porque apenas hay lecturas sin críticas, no he podido fijarme en las rimas internas no planificadas, que a veces despuntan en un texto que evita la rima. Me pregunto si los otros libros del autor seguirán un patrón similar, o variarán en forma y contenido.

escrito en español | leído en español

CANTAR DE LOS CANTARES – anónimo

san-pabloDe niño fui un lector voraz. Recuerdo que a veces, en el pueblo, mis amigos no estaban y yo leía mucho, sentado afuera bajo alguna sombra o en casa cuando el tiempo no acompañaba. Leía muchísimo; los libros que me regalaban, los que tomaba prestados de la biblioteca, los que había en casa de mis abuelos y en la de mis tíos y también, cuando me quedaba sin libros y había todavía mucho día por delante, cuando ya había dibujado durante horas, cuando el tiempo no era bueno para salir a jugar afuera y empezaba a sentir las punzadas del aburrimiento, leía algunos pasajes de la Biblia. Iba a por los pasajes cuyos títulos espoleaban más mi imaginación: el Génesis, el Éxodo, el Apocalipsis. Ya adolescente, cautivado por la historia antigua de Mesopotamia, me interesé por los libros de Isaías y Daniel.

Esos tiempos quedan ya distantes y hasta ayer no había leído ningún pasaje bíblico en muchos años. He elegido leer, probablemente, el menos bíblico de todos, el Cantar de los Cantares, en el cual la palabra “Dios” o cualquiera de sus sinónimos bíblicos no aparece una sola vez. El Cantar es una serie de 8 poemas de amor cantados que forman un ciclo; es decir, leídos en orden desarrollan una historia. La tradición ve en ellos una alegoría del amor divino al pueblo israelí. Sea esto cierto o no, los poemas han sido siempre considerados de enorme calidad lírica.

Sorprende la fuerza con que algunos pasajes expresan el amor, ya simbólico o carnal, entre un hombre y una mujer que se quieren. Se buscan y se encuentran, se separan y aspiran esperanzados a volver a verse y vivir juntos para siempre. Me ha sorprendido, a título personal, que la figura de la mujer sea morena y de cabellos, imagino, oscuros, intuyéndose que esto pudiera parecer algo negativo, mientras que el hombre es rubio, “uno entre miles“. Hay gran cantidad de símiles y se requiere cierto conocimiento de la época para entender muchos de ellos; yo he entendido algunos, al menos a un cierto nivel: las referencias al faraón, el templo de Salomón, los cedros del Líbano, Tarsis, Jerusalén, la vegetación y el pastoreo; mientras que me he perdido en otros: Galaad, Tirsá, el monte Amaná, Aquilón y Austro. Los poemas están llenos de referencias vegetales y geográficas. Al final, lo que importa y lo que sobresale es el poder del amor, porque “Aguas inmensas no podrían apagar el amor, / ni los ríos ahogarlo”.

escrito en hebreo | leído en español

XXXV PREMIOS JOSÉ HIERRO – vv.aa.

978849457007Recientemente se ha publicado el libro que recoge el poemario y el relato corto ganadores, así como los respectivos accésits, de los Premios José Hierro 2016. Es interesante leer obras galardonadas de autores jóvenes y es, quizá, algo a lo que poca gente presta atención. Los temas elegidos aquí son tratados con una cierta originalidad y la edición está, además, bastante cuidada.

escrito en español | leído en español

POESÍA VI – fernando pessoa

pessoaPoesía VI. Los poemas de Álvaro de Campos 4” es parte de una excelente colección de AbadaEditores que recopila los poemas de Fernando Pessoa y sus alteregos en volúmenes bilingües muy cuidados y cómodos para leer. Este libro, sexto de la serie y cuarto y último de la obra de Pessoa bajo el pseudónimo “Álvaro de Campos”, está cargado de poemas de una cierta lobreguez, empapados de un cansancio desasosegado e indescriptible y de recuerdos vagos y nostálgicos. También de una exagerada presencia del yo, en términos que a veces recuerdan a Walt Whitman, y de una poética repetitiva en contenido y forma que bien puede calificarse de excesiva, tal y como la adjetiva Cuesta Abad en un prólogo muy completo.

Encuentro irritante la traducción de muchos de los poemas, sin embargo. Me ha parecido que los traductores, Juan Barja y Juana Inarejos, han hecho un esfuerzo por embellecer los poemas, eliminando algunas de las muchas repeticiones, sustituyendo palabras y expresiones por otras sinónimas y ligeramente más complicadas, cambiando la sintaxis ligeramente en ocasiones, de manera que la aparición de más comas sea obligada y, en un caso, incluso añadiendo un adjetivo sin venir a cuento. Lo peor, en mi opinión, es la constante adición de palabras con poco valor lírico que parecen añadirse para “explicar” el poema, eliminando infelizmente dobles significados o volviendo la traducción más sencilla o compleja que la original. Después están las adiciones que intentan elevar el tono dramático; ni sé cuántas veces he leído la palabra “sí”, a secas, entre comas, para sustituir una repetición en el original o, simplemente, porque al traductor o los traductores se les ha antojado. En conclusión, mi irritación ha sido tal que he terminado haciendo uso de mi buen portuñol y leído una buena cantidad de poemas en versión original. Gracias, AabadaEditores, por publicar ediciones bilingües.

escrito en portugués | leído en español

THE NIGHTINGALES ARE DRUNK – hafez

cover.jpg.rendition.460.707Vale, voy a dejar de anunciar lo mucho que me gusta esta colección de clásicos cortos de Penguin… Espera, lo acabo de escribir otra vez, ¡mierda! Prometo que no cobro por publicidad y que a Penguin ni le va ni le viene que yo hable en español de sus libros en inglés.

Hafez es el pseudónimo de uno de los más grandes poetas persas, reconocido sufí y, a juzgar por esta antología, gran amante del vino y el sexo (¿quién no?). Todos los poemas de esta antología terminan con un colofón que se dirige a sí mismo, es decir, al propio Hafez, humanizando así sus historias de amor, desamor, apego a la vida, a la bebida (repito, este hombre debió de hincar el codo a base de bien), y sus pensamientos. Hafez invita a vivir el presente como algo irrepetible que hay que disfrutar. Sus poemas están también empapados de espiritualidad, aunque tanto parece acatar su religión, el islam, como hablar de ella en un tono relajado y muy alejado de la ortodoxia.

Una gran introducción a la literatura persa, que tenía pendiente desde hace tiempo y, visto su potencial, sigo teniendo pendiente.

escrito en persa | leído en inglés

LA JOVEN PARCA – paul valéry

índiceCiertamente, durante los últimos dos años mis lecturas han pasado de ser fundamentalmente versificadas a narradas. ¿Será por eso que este poema apenas me ha abierto el apetito? ¿Será que tengo empacho poético? ¿O que me he vuelto idiota? Aun a sabiendas de mi ignorancia sobre el contexto de publicación de este poema (porque es sólo un poema, no una antología), encuentro desmesuradas las alabanzas y prolegómenos que recibe y, a pesar de su valor como juego intelectual, hecho de menos una cierta emoción o pasión que, por mi parte, no he encontrado. Aunque no me ha disgustado, he leído el poema con bastante indiferencia.

escrito en francés | leído en español

EXTRACCIÓN DE LA PIEDRA DE LA LOCURA – alejandra pizarnik

extraccionHay mucho del libro en su título. Las imágenes elegidas, el extrañamiento semántico, el contenido, todo parece que va extrayendo poco a poco una verdadera locura y convirtiéndolo en algo pétreo e inalterable que es el poema.

El yo como sujeto que trata de entenderse, la muerte como metáfora, los pájaros y la noche como elementos recurrentes. Alejandra me supera. Siento que no he podido meterme del todo en casi ninguna de sus poesías, que siempre había demasiado más allá. Me quedo sin embargo con la belleza y la invitación a la reflexión de versos sueltos, por los que leer el libro ya ha merecido la pena. Me quedo con palabras como éstas, cuya construcción podría quizá ser un sesgado resumen tanto del fondo como de la forma de todos los poemas: “Mi sueño es un sueño sin alternativas y quiero morir al pie de la letra del lugar común que asegura que morir es soñar“.

escrito en español | leído en español