PALESTINE – joe sacco

joe-sacco2Hace un año leí Maus, mi primera obra gráfica en varios años. Maus, con sus viñetas apenas esbozadas y su relato duro e íntimo de la segunda guerra mundial en Auswitch, me enterneció y me metió de lleno en una historia que, contada en otros formatos, quizá me hubiera resultado manida. Maus, que entremezcla la vida del autor con la de su padre, mezcla tiempos y circunstancias personales, y tiene la habilidad de introducir el lenguaje coloquial de un inmigrante cuya lengua nativa no es el inglés, me demostró que la novela gráfica es un género literario muy válido al cual no le he prestado merecida atención.

Es quizá irónico que ahora, un año después, me haya sentido atraido por Palestine, una crónica periodística en primera persona del maltés-australiano-estadounidense Joe Sacco en los territorios palestinos de Cisjordania y Gaza durante la primera intifada. Como en Maus, de nuevo una historia de opresión, un dibujo en blanco y negro de trazo manierista y un lenguaje personal y coloquial; de nuevo el propio autor retratado en la historia y de nuevo las entrevistas a terceros como base de la misma. Sacco huye de los tópicos y se lanza a vivir durante dos meses en campos de refugiados, conociendo el modo de vida de los palestinos y realizando entrevistas y pesquisas sobre sus vidas, los sucesos de la guerra y las fuentes del odio entre árabes e israelíes. Los asentamientos ilegales de Israel en territorio palestino, los múltiples toques de queda, la confianza o desconfianza en líderes nacionalistas, el grado de seguimiento  de preceptos religiosos, la demolición clandestina de casas y la destrucción de huertos, la economía sumergida, las redadas, el terrorismo, el ejército y sobre todo el té, el té solo, el té sin azúcar o sobreazucarado que todos los árabes ofrecen, ricos o pobres, a Sacco.

A mí me ha sorprendido, sobre todo, la lluvia. Las noches de viento, las grandes tormentas y las calles anegadas en agua en una tierra mediterránea que siempre imaginé soleada y seca durante todo el año. Ahora pienso que sabía muy poco de Palestina, pues desconocía que, también allí, llueve.

escrito en inglés | leído en inglés

MAUS – art spiegelman

51F3fsgxkSL._SY344_BO1,204,203,200_Tenía mis dudas. Esas viñetas tan iguales y pequeñas, el dibujo como simple boceto… Además, ¿cuánto hacía que no leía un cómic? ¿Cinco años? ¿Siete años? Siempre preferí el cómic europeo y el japonés, nunca el norteamericano… Pues bien, Maus es espectacular. Su historia es muy profunda y sus personajes están muy bien retratados. Art Spiegelman, fumador empedernido (¡siempre aparece con un cigarrillo encendido!), cuya relación con su padre no es particularmente buena, es hijo de judíos supervivientes de Auschwitz y Dachau. Decide dibujar la historia de sus padres durante el Holocausto… y de esa idea nace Maus, un cómic totalmente original y desgarrador, divertido a ratos, deprimente a veces y siempre genial. La historia sigue dos líneas temporales; por un lado está el propio autor, describiendo la difícil relación con su padre, la vida actual de éste y, de paso, el proceso de creación del cómic; por otro, la historia que el padre va desgranando poco a poco, desde antes de la guerra hasta sus últimos coletazos. Maus fue un éxito de masas. No sólo eso, también fue el primer cómic ganador de un Pulitzer (de novela) y de una Guggenheim fellowship, entre otros premios. Me ha encantado. No tiene desperdicio.

escrito en inglés | leído en inglés