THE ASPERN PAPERS – henry james

9780140620979-uk-300Henry James debió de ser un tipo de trato curioso. En esta novela corta se explaya por los codos y eso que -leo- no es nada comparado con la desenvoltura que exhibe en otras de sus novelas. El ejercicio de monólogo interior, el descubrimiento a través de los pensamientos y otras trazas de su escritura me recuerdan a autores como Virginia Woolf. James es, quizá, algo más barroco, tanto por el vocabulario elegido como por los retruécanos de su conversación-escritura. Al contrario que Woolf, sus disquisiciones parecen no tender hacia la belleza sino hacia la ironía; la ironía a través del lenguaje recargado que, siendo una novela corta, crea un efecto que no está mal y roza, sin tocar, la repetición.

La trama se centra en un editor estadounidense que, persiguiendo el pasado de un poeta ya fallecido del que está obsesionado, se traslada a Venecia para instalarse con argucias en el palacio decrépito de una vieja señora la cual, según cree, tuvo algún tipo de relación con el Aspern, el poeta. El editor, cuyo nombre real desconocemos hasta casi finalizado el relato, cree que esta anciana puede estar en posesión de un material de gran valor comercial. Aquí entra el juego de la sospecha y el no saber, vertebrando la obra con la intriga creada por una obsesión personal.

Este libro me fue recomendado y prestado o, mejor dicho, puesto delante de mis narices. Lo he disfrutado y ha sido ciertamente un descanso de mi lectura anterior. Creo que, a pesar de esto, no lo he encontrado tan digno de alabanza como quien me lo prestó. De todos modos, merece una lectura.

escrito en inglés | leído en inglés

LA BARRACA – vicente blasco ibáñez

900105Para mí, leer a Blasco Ibáñez es descubrir un poco a mi abuelo. A él le encantaban sus novelas y con ese recuerdo me he acercado a leer La barraca, pensando que sería un libro enrevesado que exudaba un olor rancio. Nada más lejos de la verdad; qué fresco, qué moderno es este libro, a pesar de que nos habla de costumbres rústicas de una época pasada. Qué fácil es leerlo y meterse en su historia y con qué aparente inocencia nos habla el narrador. Un libro que, además, me ha sorprendido bastante y me deja con ganas de acercarme más a este autor al que, pese a muchas recomendaciones, no había leído con anterioridad. Destaca para mí entre los clásicos españoles del siglo XIX que he tenido la fortuna de leer, precisamente por ese lenguaje que parece tan nuevo y hecho para su época. También por la pequeña gran historia que cuenta, que me ha tenido en vilo en varias ocasiones y de cuyo argumento -descúbralo el lector por sí mismo- nada diré.

escrito en español | leído en español

PEÑAS ARRIBA – josé maría de pereda

18667740249Sabía que se trataba de una novela densa y, sospechaba, de poca acción. Imaginaba también que el tema y el estilo me parecerían antiguos y me exhorté a leerla con tranquilidad. Quizá por eso he sabido disfrutarla, con todas sus referencias a un mundo tan distinto y tan antiguo, tan religioso también.

Me he sorprendido con los diálogos escritos en cántabru o montañés, muchas de cuyas palabras no conocía. Otras sí; es más, leyendo la nota al pie (en mi edición de 1988) de la palabra “espido“, me sorprendió mucho que ni el comentarista ni, a decir de él, ningún otro estudioso, hubiesen registrado ni comprendiesen la palabra. También contienen el libro muchas variantes dialectales de palabras comunes y muchos arcaísmos y vocablos castellanos que no conocía. Aunque esto hace la lectura difícil, de alguna manera va bien con el estilo de la novela, sus muchos circunloquios y detalles.

Pereda fue un escritor muy querido por su generación y demasiado tristemente olvidado. Varias de sus novelas, especialmente Peñas arriba y, probablemente, también Sotileza, son el culmen de la -por otro lado escasa- literatura costumbrista española. También se consideran como las mejores novelas escritas por un autor cántabro, mejores ejemplos de la “novela regional” y clásicos de la literatura en español. Peñas arriba es una novela de porte solemne y antigua, con un naturalismo y una religiosidad decimonónicas que nos cuesta entender en el siglo XXI, creada en torno a una tesis de defensa del mundo caciquil que me ha sorprendido y que no apruebo, a pesar del ejemplo positivo y real de la novela, cuya literaria Tablanca se corresponde con la localidad cántabra de Tudanca. A pesar de mi crítica, valoro positivamente la novela y la recomiendo a cualquiera interesado en nuestros clásicos. Léase despacio… ¡y disfrútese!

escrito en español | leído en español

A CHRISTMAS CAROL – charles dickens

51LsSM3o9qLLa historia es conocida: Un señor mayor y huraño, agarrado y gruñón, es visitado el día de Navidad por los espíritus de las Navidades pasadas, presente y futuras. Conmovido por lo que se le muestra, decide cambiar su manera de vivir radicalmente.

Esta novela corta de Dickens es toda una elegía al espíritu navideño. Aunque conocía la historia de antemano por las películas y adaptaciones que vi de niño, he disfrutado de su lectura igualmente. Dickens ha conseguido contagiarme, al final, lo mejor del espíritu de la Navidad.

Un clásico, en fin, muy recomendable.

escrito en inglés | leído en inglés

THE FIGURE IN THE CARPET – henry james

cover.jpg.rendition.460.707En otra ocasión comenté esta fantástica colección de clásicos de Penguin a un precio inmejorable. Sigo recomendéndala porque me sigue pareciendo una de las mejores iniciativas editoriales de las que tengo conocimiento.

The Figure in the Carpet” es un misterio literario, la búsqueda del significado de la obra de un autor a través de sus libros. Participan en él críticos de literatura y, según se desarrollan los acontecimientos, me ha parecido una irónica crítica a esa profesión.

Me ha gustado y sacado una sonrisa en ocasiones, aunque no ha llegado a entusiasmarme.

escrito en inglés | leído en inglés

THE PICTURE OF DORIAN GRAY – oscar wilde

DorianGrayProvocativo y abominablemente inteligente, este libro empieza por dictaminar que ningún libro puede ser moralmente malo o bueno sino solamente bien o mal escrito, para seguidamente poner patar arriba la alta sociedad victoriana y todo cuanto se considera moralmente aceptable mediante las ingeniosas y temidas sentencias de Henry, cuyo atractivo -y cuyo libro- seduce y envenena al inocente Dorian Gray, convirtiéndolo a la vez en monstruo y mártir de sus propias atrocidades, la mayoría de las cuales son meramente intuidas por el lector, dando cabida a muchas más, innombrables y temibles, que aumentan el efecto de rechazo y el morbo de la historia.

Wilde es brillante en sus provocaciones. Ya quisieran parecérsele, juzgando por las principales críticas de los principales críticas, autores de la talla de Houllebecq. El libro es espectacular y más que muy bien escrito. Leedlo. Leedlo sin miedo, con cierta distancia, evitando que las sentencias lapidarias calen en vosotros. Sacudid la cabeza si es necesario. Nada de lo que dice es real. No debería serlo.

escrito en inglés | leído en inglés

GERMINAL – emile zola

100416~1Se necesita estómago para terminar “Germinal“. Hace algunos años me enganché poderosamente a “Cumbres borrascosas“; la historia comenzaba con mal pie y a cada momento me parecía que podría enderezarse siquiera un poco. Eso no sólo no pasaba sino que la cosa iba de mal en peor a un ritmo que mis tripas difícilmente soportaban y, a su vez, impedía a mis ojos apartar la vista del papel. He tenido la misma sensación con “Germinal“.

Si la novela de Dickinson me recordó a una telenovela sudamericana, la de Zola se parece más a un alegato socialista. Las dos observaciones son por supuesto muy insuficientes y no permiten abarcar la dimensión de sus novelas. Ésta de Zola, como buena obra decimonónica, no me ha cautivado por su escritura sino por su historia. Es el argumento, tan demoledor, tan realista y cruel, el que se lo traga todo: el desarrollo de una huelga de mineros en el norte de Francia. Sus personajes abarcan un pueblo entero. Todos están increíblemente matizados, sus diferencias y su evolución a la luz de los acontecimientos es increíble.

Germinal” es una novela de las de amar y odiar al mismo tiempo, como ya opiné de “Viaje al fin de la noche” al abrir este blog (¿Será algo francés?). Recomendada para leer con el estómago vacío. Por mi parte, tengo intención de leer más a Zola.

escrito en francés | leído en español