2014 en libros

Publico la reflexión sobre los libros leídos el año pasado con un retraso propio del pasarlo bien. 2014 se ha destacado por muy buenas lecturas; así y todo he cumplido mi mayor objetivo: ¡las lecturas no han sido en absoluto lo mejor del año!

2014 ha sido un año novelesco. Un 51,43% de mis lecturas fueron novelas. Creo que hacía años que no sucedía así, ya que mediada la universidad comencé progresivamente a leer más poesía y relato corto en detrimento de la novela. También ha sido el año de mi paso a la lectura electrónica, habiendo leído un 65,71% de los libros en mi e-reader. El resto de resultados, más asépticos, los escribo comparados con los de 2013. Verde para 2014, granate para 2013. Téngase en cuenta de que escribo porcentajes y no valores absolutos para poder evaluar mis tendencias lectoras; en 2014 leí más que el año precedente.

Por idiomas, leí un 54,28% español (48,4%), 42,86% inglés (38,7%), 2,86% gallego (6,45%) y 0% neerlandés (6,45%). Lingüísticamente no salgo muy bien parado. He leído mucho más en español e inglés que el año anterior, pero menos gallego y nada en neerlandés (ni en alemán).

Por épocas, he leído un 2,86% del siglo XVII (3,25%), 0% del XVIII (3,25%), 11,43% del XIX (3,25%), 25,71% de la primera mitad del XX (32,20%), 42,86% de la segunda (19,35%) y un 17,14% de este siglo (38,70%). Salvando las diferencias, no veo distancias significativas con lo leído en 2013.

Por géneros, devoré un enorme 57,14% de ficción (45,17%), 22,86% no ficción (25,80%), 17,14% poesía (22,58%) y 2,86% teatro (6,45%).

Este año la mayor cantidad de libros fueron escritos por manos estadounidenses con un 31,43% (España, 22,58%).

Y quizá lo más interesante: por dispersión geográfica leí obras de autores nacidos en 18 países distintos (13), de los cuales son 8 europeos (10), 5 americanos (2), 2 asiáticos (1), 2 africanos (0) y 1 oceánico (0). ¡En este índice sí que puedo decir que me he superado!

Conclusiones:

Lo he pasado estupendamente leyendo. Ha sido un año de lecturas muy amenas e interesantes y, si tuviera que arriesgarme a elegir un solo título, con el que más he disfrutado, creo que escogería Si una noche de invierno un viajero… de Italo Calvino. Con él me he reído, maravillado, emocionado y enganchado.

Sigo leyendo mucho en español. No creo que eso sea malo en sí, aunque me gustaría mantener mi porcentaje de lectura en español por debajo del 50% e idealmente del 40%, y dedicarle más tiempo a otros idiomas. He aumentado, sin embargo, el número de mis lecturas en inglés. Donde he hecho un mayor avance ha sido en la dispersión geográfica; aún así las lecturas europeas siguen pesando mucho. ¿Podré tender a la equidad continental -sería deseable- en 2015?

Para acabar, y aunque tarde, feliz 2015… ¡y que las buenas lecturas, por muy buenas que sean, no sean lo mejor del año!

Anuncios

¡deja tu opinión!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s